Probando, probando… Voki para trabajar la pronunciación

En la anterior entrada comentaba cómo trabajando con estudiantes de Hong Kong, y no solo en los niveles más bajos, se hace casi imprescindible insistir mucho con la pronunciación. De hecho, es una de sus más importantes preocupaciones. También comentaba cómo en el programa del curso de verano que estamos impartiendo, una de las sesiones comprendía una sesión de pronunciación, en concreto un taller en el que se les pretende hacer conscientes de los diferentes sonidos del español y las dificultades con las que se pueden encontrar. Para estudiantes chinos, sería percibir la diferencia entre /b/ y /p/, /d/ y /t/, /k/ y /g/, y luego la pronunciación de la temida “r”. Pensé que podía ser una buena idea terminar el taller con un poco de producción, en concreto, la lectura de dos trabalenguas en español en los que se tuvieran que enfrentar a los sonidos más complicados del español para ellos: /r/ y /k/. Decidí que podíamos hacerlo a través de voki, e investigando un poco por la página me di cuenta de que hay una parte para profesores, que permite agregar clases y a nuestros estudiantes en cada una de ellas, de manera que podemos tener cada uno de sus trabajos y tareas en una misma página, además de proporcionarles feedback individualmente a cada uno de ellos. Lo primero que hice fue crearme mi avatar, y enviarles usando la opción de typing las instrucciones. Bueno, un poco para que vieran de qué se trataba y se familiarizaran con la página. Es decir, que el trabajo consistía por una parte en crearse un avatar y configurarlo de la manera que ellos creen más conveniente; y por otra, la grabación de los dos trabalenguas con los sonidos difíciles.

Hacerlo a través de voki classroom supone que tienes que tener la cuenta con ellos (gratuita) y darte de alta en el servicio específico de voki classromm (hay otro diferente para hacer presentaciones), unos 11 euros al año. Entre unas cosas y otras, estoy suscrita a servicios de distintos productos, para probar y para ver lo que puedo hacer con estudiantes y… bueno, 11 euros no son demasiado, sobre todo si lo voy a usar, como pretendo, con asiduidad. El caso es que si no os interesa hacerlo de esta manera, la opción gratuita sigue siendo interesante: crear un avatar y modificarlo a tu gusto, y ponerle voz usando un micro, tecleando un texto, o subiendo un archivo de voz.

Me gusta lo que comento sobre tener todos sus trabajos juntos, poder aprobarlos o señalar directamente en la herramienta que deben repetirlos (acabo de hacer eso con un estudiante que en lugar de leer usando su voz, ha tecleado “Hola, ¿qué tal?), la posibilidad de darles feedback (breve, pero suficiente para lo que les he pedido hacer), e incluso poder hacer embed en un blog o página web. He configurado la página como privada, pero en el futuro me gustaría poder dejarla en abierto, para que pudieran ver lo que hacen sus compañeros y tener otros modelos que no sean solo los que las profesoras ofrecemos… PicMonkey Collage.jpg

Anuncios

Pronunciación, vídeos y estudiantes de Hong Kong

El reencuentro con los estudiantes de Hong Kong este verano me ha hecho darme cuenta, de nuevo, de la importancia que sí tiene aquí trabajar, machacar, insistir con la pronunciación desde el principio y a lo largo de los cursos. De hecho, en el programa del curso que enseño este verano se ha previsto un taller de pronunciación y otro de producción oral, porque de hecho una de las pruebas evaluables es un test de producción e interacción oral. Así que me he tenido que poner las pilas con cómo enseñar pronunciación, porque trabajando en España y con niveles más altos, creo que es de las cosas que en general se nos suele quedar en el tintero a la mayoría. En esta universidad utilizan en el departamento de español el libro de Nos Vemos, para mí casi desconocido. He de decir que me gusta más la organización del cuaderno de ejercicios que la del libro de estudiantes. Tal vez porque estoy acostumbrada a trabajar con Aula, Gente o Bitácora, que van mucho más rápido y tienen mucho material de soporte para los profesores. Creo que teniendo en cuenta el ritmo de los estudiantes se ajusta a lo que ellos esperan de una clase de una lengua tan alejada de la suya. Pero a lo que iba, pronunciación y cuaderno de ejercicios. En todas las unidades, en la parte del final, hay una sección dedicada a ella. Me ha llamado la atención que desde el principio se plantee explicar las reglas de acentuación a los estudiantes. Reconozco que pocas veces las explico, y la mayoría de las veces cuando lo piden expresamente, o veo que estudiantes de niveles muy altos tienen muchas dificultades con este tema. Tiene sentido, por tanto, empezar la sección de pronunciación con las reglas básicas, para que puedan tener una idea desde el principio de los patrones básicos de acentuación de nuestra lengua. Es sorprendente la capacidad que tienen los estudiantes homngkoneses  (la mayoría son hablantes nativos de cantonés, pero también hay bastantes alumnos de la China continental), al tener una lengua tonal, de percibir fácilmente dónde recae el impulso de voz, algo que en ocasiones cuesta más a quienes tienen como primera lengua idiomas en principio más próximas al español. Probé de nuevo la herramienta de la que hablé hace algunas entradas, WeVideo, para en lugar de una presentación hacer algo más curioso. El problema es que tuve muchas dificultades para que los textos permanecieran más tiempo del que lo hacen, y me lié tanto que al final lo dejé como estaba, por lo que en la clase tuve que ir parando para que pudieran leer los textos con más tranquilidad. Como siempre, creo que necesitas mucho tiempo para ir probando y experimentando, y que merece la pena pasar un poco de tiempo con estas cosas, pero en este caso concreto soy consciente de que bien podía haber puesto una par de diapositivas y no complicarme mucho la existencia.