Ocho aplicaciones para crear y editar vídeos en línea

Escribo esta entrada como remate de este mes en el que he estado probando distintas aplicaciones y herramientas en gran parte por el curso que he estado haciendo con el Cervantes, y que ya termina: Diseño de material en línea para aprender españolLo que comparten todas estas herramientas son dos características básicas y diría que fundamentales: son gratuitas y disponibles para todos en la red. Hace un año o así hablaba con una futura compañera (estaba formándose para ser profe) y me comentaba que no veía la ventaja de usar cualquiera de estas aplicaciones respecto a Windows Movie Maker (que era la que ella solía usar), o iMovie, por ejemplo. Para mí lo fundamental es que como profes contemos con una batería de herramientas para usar en función de lo que queramos trabajar con los estudiantes, en línea, y que no les cueste dinero, y si encima lo pueden hacer desde su teléfono o tableta (que es lo que más usan), ¡perfecto! Claro, yo también me manejo muy bien con el iMovie, que me parece genial, pero entiendo que no todos los estudiantes lo tendrán instalado… No voy a incluir aquí aplicaciones para crear y editar vídeos con el teléfono o tableta, porque no es lo que más uso, aunque me lo apunto como asignatura pendiente para los próximos meses. Tengo amigos (profes y no profes) que trabajan habitualmente con aplicaciones como iMovie en el teléfono (sí, tienen un iPhone) o Flipagram, y los resultados son bastantes buenos.

1. Wevideo. ¿He hablado de ella antes? Pues sí, bastantes veces, porque me encanta. Es gratuita, pero como a veces pasa con estas cosas, para algunas funcionalidades necesitas hacerte una suscripción. Yo he sido suscriptora durante un par de meses (no recuerdo bien, unos 4€ al mes), fundamentalmente porque una vez creado y colgado el vídeo en su plataforma, solo podía compartirlo directamente desde ahí a Facebook o Twitter. Me di cuenta de que de esta manera el vídeo tardaba un poco en verse de manera completa, así que si quería descargarlo en mi ordenador y luego a Youtube era imprescindible. Insisto, no es necesario, pero ya sabéis, si lo queréis ver fuera de su plataforma, tendréis que pagar un poco. En cualquier caso, creo que estamos de suerte, porque ahora ofrecen que podamos probarla gratis y ver cómo funciona durante 30 días.

Captura de pantalla 2014-11-17 a la(s) 18.55.56

Nunca la he usado nunca ni con compañeros ni con estudiantes, así que bueno, tal vez sea el momento de pensar en hacerlo aprovechando que la opción de pago en prueba nos permite incluir a otros usuarios para trabajar de manera colaborativa.

Captura de pantalla 2014-11-17 a la(s) 18.57.11Vale, ya hemos visto que la desventaja es tener que ver tus creaciones a través de su plataforma. Las ventajas, sin embargo, creo son bastantes: las plantillas son muy atractivas, y ponerte a tocar y crear tus propios vídeos es un proceso relativamente sencillo.

Captura de pantalla 2014-11-17 a la(s) 19.12.40

Por el momento, esta es la que más me gusta y con diferencia.

2) Animoto. De las fáciles. Necesitas cuenta y, de nuevo, si quieres un vídeo de más de 30 segundos, tienes que pagar una suscripción. Solo necesitas subir fotos de tu ordenador o de algunas de tus redes, Dropbox, etc., y empezar a crear. En fin, no tiene más misterio, sobre todo si elegimos la opción gratuita, pero bien podemos usarla para crear la entradilla a una lección, sesión, una presentación visual breve sobre nosotros, etc.

Captura de pantalla 2014-11-17 a la(s) 19.19.33

3) Magisto. Facilísima también y muy similar a la anterior. Podemos subir vídeos e imágenes, elegir entre las opciones de plantillas y, por último, la música.

Captura de pantalla 2014-11-17 a la(s) 19.29.54

A partir de aquí, esperamos unos a que nos envíen el enlace de nuestro vídeo y, como casi siempre con estas aplicaciones, si queremos descargarlo necesitaremos una opción premium. 

4) Loopster. Esta la descubrí entre la lista de distintas aplicaciones y herramientas que probamos en el curso del Instituto Cervantes que comentaba antes. Al principio pensaba que era un poco sosa, pero lo cierto es que da lo que promete, y aunque no disponga de plantillas vistosas, permite hacer vídeos más que decentes: podemos añadir textos, audios y transiciones.

Captura de pantalla 2014-11-17 a la(s) 23.41.08

La ventaja respecto a otras aplicaciones es que podemos publicarlo bien en Facebook o Youtube directamente, o descargarlo en nuestro ordenador, sin tener que visionarlo desde su propia plataforma. Eso sí, si queremos que su marca de agua desaparezca, hay que pagar dinero.

Captura de pantalla 2014-11-17 a la(s) 23.42.31

5) PowToon. El formato es un híbrido entre el vídeo y una presentación un poco más tradicional. Es bastante simpática y sí, la he usado para hacer la típica presentación del curso que quieres que quede un poco diferente de las habituales. Cuenta con bastantes plantillas, de manera que la creación, edición, etc., nos resulte mucho menos pesado.

Captura de pantalla 2014-11-17 a la(s) 23.48.19

La opción gratuita es completísima pero, eso sí, si queremos modificar el título o quitar la marca de agua no podremos hacerlo si no tenemos una suscripción. Podemos compartirla directamente en Youtube, Wistia, como una presentación o en mp4 con suscripción.

Captura de pantalla 2014-11-17 a la(s) 23.50.45

6) Stupeflix. Bastante similar a Animoto o Magisto, aunque con algunas pocas más opciones de edición, como por ejemplo añadir transiciones entre diapositivas o textos en cada una de ellas.

Captura de pantalla 2014-11-17 a la(s) 23.27.53

7) Wideo. Está más enfocada al mundo de los negocios, así que puede ser una buena idea usarla con nuestros estudiantes para trabajar precisamente ese tema: presentaciones comerciales, un vídeo currículum, una presentación sobre cómo funciona un producto, etc.

Captura de pantalla 2014-11-17 a la(s) 23.16.26

Como suele ser habitual con estas aplicaciones, podemos compartirla directamente a Youtube, Facebook y Twitter, mandar el enlace o hacer embed en nuestro blog. Ahora, si queremos eliminar la línea de agua o descargarlo en mp4 necesitamos una suscripción.

Captura de pantalla 2014-11-18 a la(s) 12.49.53

8) Moovly. Como otras de las que he hablado, podemos trabajar a partir de sus plantillas o crear nuestro vídeo de cero.

Captura de pantalla 2014-11-18 a la(s) 12.57.46

Me recuerda a PowToon, por la cantidad de recursos con los que cuenta. Podemos subir vídeos o imágenes con los que editar y crear un nuevo recurso audiovisual, añadir música o nuestra voz, añadir transiciones, añadir y modificar textos, etc.

Captura de pantalla 2014-11-18 a la(s) 13.04.49

A la hora de compartirlo, de nuevo, podemos hacerlo directamente en Youtube, Facebook o su propia plataforma. Y ¡hurra!, nos lo podemos descargar, como vídeo o como flash de manera gratuita.

Y lo dejo aquí por el momento. ¿Usáis alguna que pensáis debería estar en la lista y que os funciona muy bien?

Anuncios

Aplicaciones que me gustan

Cuánto tiempo sin escribir aquí. No tengo excusa, bueno sí, he empezado con algunos trabajos y proyectos nuevos y han sido unos meses de mucho trabajo en los que no he podido pararme a pensar mucho más que en preparar clases. Vengo, por otra parte, del primer día de las Jornadas de Difusión en Madrid, y… es que la última de las charlas-conferencias-presentaciones era sobre la reflexión del profesor/a y el desarrollo profesional.

En fin, sin más preámbulos, algunas de las aplicaciones que he utilizado en los últimos meses que me han gustado. Me gustaría indicar que me puse a investigar gracias a un libro fantástico, Mind the App!, una verdadera mina que además ofrece ejemplos de uso y alternativas a las aplicaciones que aparecen. Una de las que más me gusta se llama Audioboo. Hace algunos años estaba bastante obsesionada con el tema de los podcast, y los trabajé bastante en el aula con los estudiantes. Pero en mi opinión se necesita tiempo, y estudiantes dispuestos a los que no asusten los retos técnicos (que no son tantos, pero…). En este caso, con Audioboo,  todo se hace en línea. Te das de alta en la página, haces click en grabar o subir un archivo, grabas lo que quieras y guardas y publicas el audio una vez que estás satisfecho del resultado. Pensé que podía funcionar bien con una de las tareas que pedí a mis estudiantes en este último semestre. No sé si conocéis una de las tareas que está en la Bliblioteca de Gente A1-A2 en la que se trabaja con una canción de Danza Invisible, Sabor de amor”. La canción es bonita, fácil de entender y se les pide a los estudiantes que en lugar de una canción de amor, escriban una canción de odio. Pensé que sería buena idea que no solo la escribieran sino que grabaran la letra de su canción. Hubiera sido divertido que no solo la recitaran, sino que incluyeran música, sonidos… pero reconozco que en medio del semestre, con estudiantes quejicosos por todas las tareas que tenían que hacer, no me atreví a hacerlo. Os incluyo el enlace con una de las que me pareció más divertida, aunque la mayoría de ellas resultaron muy originales, creativas y con mucho sentido del humor.

He pensado que podría venirme bien para hacer algo que he leído en un libro algo antiguo pero con ideas muy interesantes, Ways of Doing. Se trata de una actividad que yo traduciría como “distanciamiento” (distancing en el original), en la que se pretende conseguir que los estudiantes escuchen su propio trabajo en la voz de otra persona (el profesor o profesora) y sean capaces de esa manera de percibir los posibles errores de su trabajo original. En lugar de casetes, como se propone la actividad original, se puede grabar directamente en esta página. No sé si conocéis otras similares, si las soléis utilizar en vuestras clases y qué resultados os dan. ¡Soy toda oídos!