Cultura mainstream, cultura popular

Las últimas semanas he estado leyendo Cultura Mainstream. Cómo nacen los fenómenos de masasdel francés Frédéric Martel. No voy a hacer una reseña del libro (si os interesa esta es bastante completa) sino señalar aquellas cosas que me han llamado la atención. Imagino que nadie duda que la cultura más potente y omnipresente, la que llega a todas las partes del planeta, es la estadounidense. De hecho, estoy muy de acuerdo con algo que menciona el autor: parece que todos tenemos nuestra propia cultura, que puede ser muy rica y profunda, aunque tal vez menos exportable, o menos conocida; y una segunda, la estadounidense, la única cultura, por el momento, auténticamente global. Y en este sentido es interesante recordar que mientras en Europa la creación artística ha estado tradicionalmente relacionada con las élites, en Estados Unidos su desarrollo ha estado fuertemente vinculado al dinero, a la industria, al mercado. La verdad es que no sé muy bien si cultura mainstream equivale exactamente a cultura popular, o si es más o menos democrática, porque responde a las necesidades e intereses reales de la gente normal, los que no vamos a la ópera todas las semanas, ni vamos de vacaciones a San Sebastián a hoteles de cinco estrellas… En mi caso, que crecí memorizando las entrevistas, canciones, intervenciones, de los héroes y heroínas del rock/pop/hip hop “alternativo” (otra etiqueta más), es un concepto que no podía más que asociar con lo vulgar (ay, adolescencia), pero con el tiempo me he dado cuenta de que gran parte de lo que me gusta lo es. Porque a (casi) todos nos gustan Nirvana, las series de HBO y Tarantino, por poner tres ejemplos lo suficientemente representativos.

En fin, estaba en estas cosas y empecé a pensar qué cultura enseñamos normalmente en la clase de español. Es decir, qué decidimos mostrar como más representativo, de lo que nos sentimos más orgullosos, lo que pensamos que puede marcar la diferencia, y que además lo entiendan sin necesidad de demasiada “traducción” cultural. Y recordé cómo hace muchos años, cuando empecé en esto, haciendo un máster, prácticamente todos los que estábamos en el curso nos pasábamos la vida haciendo actividades, tareas, unidades didácticas que de una manera u otra remitían a la “alta cultura”, o cultura de élite: Cortázar, Borges, Belli, etc. Pero la realidad es que la mayoría de nuestros alumnos, a menos que sean estudiantes de literatura o tengan muchas inquietudes literarias, casi que prefieren que les hables de Shakira, del grupo chileno que hace versiones de One Direction o de las series de televisión con las que pueden aprender español. Lo entiendo perfectamente, porque como estudiante de lenguas también me interesa conocer qué es lo popular, con qué se emocionan los nativos de la lengua que estoy aprendiendo. Mi yo adolescente (que me duró bastante tiempo), se hubiera negado a trabajar en el aula escuchando música de One Direction traducida al español, pero afortunadamente con el tiempo comprendí que la comodidad y gustos de mis estudiantes están por encima de mis prejuicios musicales. Y sí, de esta manera se pueden trabajar los tópicos entre las comunidades con Ocho apellidos vascos (y las secuelas, que preveo serán muchas…); las relaciones entre vecinos con La que se avecina Aquí no hay quien viva; Pelotas para intentar explicar la intensa relación con el fútbol de muchos españoles, o las relaciones familiares, y el trato a los extranjeros; intentar resolver misterios con Los misterios de Laura; momentos concretos de la vida en España en los 60, 70 y principios de 80 con Cuéntame; o la posguerra con Amar en tiempos revueltos, etc. En mi caso lo único que me echa para atrás son las series o películas en las que se abusan de los chistes sexistas, homófobos, racistas, de la misma manera que tendría muchas reservas para trabajar con contenidos tipo toro/toreros o los piropos, por ejemplo. Imagino que esas son mis líneas rojas. ¿Cuáles son las vuestras?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s