Mi e-portafolio. Lo que me ha hecho pensar…

Hace algunas semanas presenté, como proyecto final para una de las asignaturas que estoy cursando en un máster sobre nuevas tecnologías,  una página web como soporte de mi portafolio. No era la primera vez que elaboraba una, pero sí la primera que lo hacía empleando como soporte una página web. Era también la primera vez que hacía, ¡yo misma!, una página web. He de decir que wix pone las cosas especialmente fáciles, y que no hay que tener conocimientos especiales para ello.

¿Me hizo realmente pensar la elbaoración de este documento? Sí. ¿Por qué? Ya he comentado antes que hace no demasiados meses regresé a Madrid, después de haber pasado tres intensos años dando clases en la Universidad de Hong Kong. Intensos, sí. Muchas horas a lo largo del día pasadas dándole vueltas a mis clases, a lo que podía hacer, cómo mejorarlas, a mis cursos de formación, a mis estudiantes… Al principio, a pesar de estar muy contenta con mi vuelta, feliz de estar de nuevo con la gente importante para mí, no pude evitar echar de menos mi anterior trabajo. Si en lo personal no tengo ninguna pega, en lo profesional he de decir que me  ha costado meses adaptarme al cambio. Trabajo en una escuela o academia de español, trabajo que compagino con mis estudios en la Universidad Autónoma de una máster en nuevas tecnologías. Mi labor en Madrid es completamente distinta a lo que hacía en Hong Kong. En Madrid es más cambiante, más movido, menos estable. Cambio continuamente de estudiantes y grupos, horarios y días en los que imparto las clases. ¿No os parece importante? Para mí sí que lo era, y mucho. ¿Cómo se puede crear conciencia de grupo cuando no los tienes? ¿Cómo empatizas con estudiantes a los que ves dos días y desparecen? ¿Cómo implicarte y tomarte más en serio sus intereses y necesidades si apenas sabes nada de ellos? Con los meses me he relajado bastante en este sentido. He entendido que en Madrid la naturaleza de mi trabajo es distinta, y ya está. En fin, todas estas dudas, aunque no están presentes en el documento final, me ayudaron a despejarme la cabeza y a centrarme en lo que tenía que hacer. Y me prometí a mí misma que, igual que hice en Hong Kong de manera sistemática con mi blog, debía iniciar y mantener actualizado este que documenta lo que hago en Madrid.

A pesar de mis  tribulaciones en estos momentos, no he dejado nunca de pensar y reflexionar sobre mí misma como profe de español, que es lo que me gusta e interesa. El máster que estoy haciendo, aunque no es específico para profesores de español y está más enfocado a los de primaria y secundaria, no es más que otro paso más en el camino que poco a poco me he ido marcando. A lo largo de estos meses he leído mucho sobre la enseñanza en línea y semipresencial, porque me llama mucho la atención y porque me gustaría poder impartir cursos de esa manera en el futuro. También he intentado explorar los usos que podemos hacer no solo de las plataformas virtuales, sino de las redes sociales (Facebook sobre todo), en el diseño de cursos de español en línea y semipresenciales. Así que como memoria final de máster quiero presentar un proyecto de innovación que ojalá tenga éxito con alumnos reales de mi lugar de trabajo: el diseño de un curso (semipresencial) que se lleva a cabo única y exclusivamente a través de Facebook, una de mis redes sociales favoritas, y también de los estudiantes.

Por otra parte, he  retomado conciencia de una de mis preocupaciones de hace tiempo: el hecho de que nuestra manera de leer y escribir en la actualidad está cambiando, debido al desarrollo de nuevos soportes y géneros electrónicos. Así que he decidido que este será el tema que desarrollaré para mi proyecto de doctorado en la asignatura Metodología de Investigación Educativa. No puedo evitar ponerme a mí misma como ejemplo. Enciendo el ordenador nada más levantarme, y me conecto a Facebook, msn, o el chat de gmail. Leo mi correo, reviso por encima las noticias del periódico, busco bibliografía, hablo con amigos conectados… prácticamente de manera simultánea. Y dudo que mis estudiantes procedan de manera diferente. Por lo que he ido viendo, en español no hay mucha bibliografía sobre el tema, y la que existe está más centrada en la especulación sobre los cambios más que en una demostración empírica de los cambios que efectivamente se están produciendo.

En fin. Es el comienzo de este nuevo blog, mi primera entrada verdadera.

Anuncios

¿Para qué quiero este blog?

Caperucita se mudó, o regresó, hace unos meses a Madrid. Y de nuevo, otro blog, un nuevo vehículo para articular mis reflexiones, impresiones, opiniones, sentimientos, sobre mi labor como profesora de español como lengua extranjera. No es la primera vez que inicio un blog con esta intención, y lo organizo a modo de blogfolio, aunque en este caso es un poco diferente. He elaborado por primera vez en mi vida mi e-portafolio electrónico utilizando como soporte una página web. He pensado que la web, sin embargo, no la sobrecargaré de reflexiones escritas, y que emplearé este espacio para hacerlo. He enlazado, por tanto, este blog en la sección de contacto de la página, para que todo aquel que acceda a mi e-portafolio tenga acceso desde ahí también a este blogfolio.